Recomendaciones previas antes de profundizar en Pranayama

Pranayama es considerada una de las prácticas de yoga más poderosas e importantes.

En esta sección aprenderás una variedad de técnicas específicas y también sus modificaciones para poder seleccionar y adaptarlas a tu propia práctica. El objetivo de crear este apartado es facilitarte herramientas esenciales de esta metodología para que continues, desarrolles y crezcas en tu propia práctica personal.

Si eres nueva/o en el yoga o no conoces que es el pranayama, idealmente es recomendable que consultes con un profesor de yoga las cuestiones básicas que te puedan surgir sobre para qué sirve el pranayama o qué es. En todo caso, todas las técnicas aquí expuestas son accesibles y seguras para todo el mundo. Si te empiezas a marear o sientes que tu respiración se acorta -o no puedes respirar bien-, detén la práctica donde estes y recupera la normalidad de tu respiración. 

Ante todo, tienes que percibir que la técnica te ayuda a sentirte mejor, no peor.

Para progresar en técnicas más avanzadas te recomiendo realizar talleres especificos, clases de yoga presenciales con un/a maestro/a experimentado/a. Lo ideal siempre es progresar en la práctica de forma individualizada y presencial.


Algunos de los aspectos que podrás desarrollar con estas técnicas de pranayama son:


-         Equilibrar y sanar emociones

-         Clarificar y dar ligereza a tu mente

-         Aumentar la energía, la salud y el bienestar

-         Integrar el pranayama y el asana en el dia a dia y comprender el vinculo continuo que existe entre ambos

-         Energetizar o calmar el cuerpo físico y sutil así como la mente.

-         Observarás como la asana puede ser utilizada para preparar una práctica de pranayama más profunda y avanzada.

-         Aprenderás a autoregular tu práctica y los elementos para retenciones de aire (kumbhakas) saludables y efectivos.

-         Profundizar en tu práctica de yoga. 



Recomendaciones específicas si practicas por tu cuenta en casa con estas técnicas:

  • Por favor, realiza práctica de asana antes de pranayama (cualquiera de las series que hay en los apartados anteriores) Las razones por las cuales solemos realizar esta recomendación son de diversa naturaleza y no es el objetivo exponerlas aqui (sería muy extenso). Si tuvieras que seleccionar una práctica a primera hora de la mañana, sin haber movido el cuerpo, idealmente seleccionariamos prácticas sencillas y amables como nadi shodhana.


  • Después de pranayama, quédate unos minutos en postura de meditación o relajación y practica la contemplación desde ahi.